NINOS

Los padres aprecian la importancia de las revisiones dentales, de los oídos y de la vista para sus hijos, pero olvidan quizás la más importante de todas: la revisión de la columna vertebral especialmente en la época del crecimiento.

Además, la extraordinaria vitalidad y capacidad de recuperación del niño le permite responder de manera ideal, más rápida y más profunda que a los adultos. La ausencia de efectos secundarios, el respeto de la fisiología natural del cuerpo humano, y la total independencia de la presencia o no de síntomas para realizar los ajustes hace de la Quiropráctica el cuidado de salud más idóneo para esa edad delicada.

La columna vertebral es el árbol de vida. Es muy resistente, y sin embargo puede verse expuesta desde la infancia a las tensiones y traumas que de manera gradual irán formando el complejo de subluxación vertebral:

Desde el parto, caídas y choques a los que se exponen a diario (que en general pensamos sin consecuencias). Sin embargo, con el tiempo, algunos de esos traumas menores irán participando en la formación de las primeras subluxaciones afectando a la columna con problemas importantes más adelante.

Pero también las malas posturas, mochilas demasiado pesadas, un mobiliario escolar inadaptado, etc.

Otros factores, como el estrés mental o una alimentación desequilibrada pueden estar presentes en esa edad y contribuir al problema.

La Quiropráctica ofrece a los niños y adolescentes un cuidado de la salud integral, natural, preventivo y sin necesidad de medicamentos. Muchos padres se dan cuenta de que sus hijos están más tranquilos, se resfrían menos, tienen menos problemas alérgicos o simplemente disfrutan de una mejor salud.

La Quiropráctica y el sistema inmunológico:

Una investigación realizada en 1989 y publicada en la prestigiosa revista científica “Journal of Physiological and Manipulative Therapeutics” demuestra que el sistema nervioso controla directamente el sistema inmunológico.

“Hoy en día es frecuente acudir a un quiropráctico por:”

Problemas básicos como cólicos
Estreñimientos
Resfriados.
Enuresis nocturna (mojar la cama).
Otitis
Asma
Alergias
Hiperactividad
Déficit de atención
Nerviosismo.
Dolores de cabeza o articulares
Detección y corrección de las escoliosis

Como se ha mencionado anteriormente, es importante entender que la quiropráctica no trata una enfermedad determinada, sino que mediante la corrección de la subluxación vertebral, ayuda al cuerpo a recuperar el equilibrio y a funcionar de manera óptima.

Recomendamos realizar un examen quiropráctico para averiguar si el caso entra dentro de esta especialidad.

CADA SEMANA CHARLA INFORMATIVA GRATUITA

¿De que trata la Charla? (LEER MAS)

Plazas limitadas. Informate y reserva la tuya!

Contactarnos